Funcionamiento y ventajas de ser optimista…

El optimismo está relacionado con la manera sobre cómo nos auto explicamos las cosas que nos pasan y su proyección en el futuro. Somos lo que pensamos y no al contrario y los acontecimientos que nos pasan nos los podemos explicar de diferentes maneras.
Hay personas que parecen que pueden con todo y otras que se derrumban a la mínima adversidad, ¿quieres ser de las primeras?
¡De nuevo buenas noticias! Podemos ser de los primeros si realmente cambiamos nuestra forma de pensar y ya sabes que puedes. ¿Cómo? Explícate las cosas de manera eficaz y optimista.

Hay tres factores explicativos que practicándolos te ayudarán en poco tiempo, estos son los tres factores que definen el que seas más o menos optimista:

  1. Permanencia-duración.
  2. Interconexión.
  3. Determinación.

 

1.  Permanencia-duración.

Los optimistas piensan que las adversidades son o provienen de causas pasajeras en el tiempo. Piensan que el que haya pasado algo malo, no significa que tenga que pasar más veces. También pueden pensar que efectivamente algo bueno que haya pasado, puede pasar más veces.
De ti depende lo que pienses y nota cual es el pensamiento que te hace bien, ya sabes que puedes elegirlo

 

2.  Interconexión.

Los optimistas piensan que las adversidades no se interconexionan con otros aspectos de la vida. También pueden pensar que efectivamente algo bueno se interconexionará con otros aspectos.
Que te hayan despedido del trabajo, no tiene por qué significar que tu mujer te rechace o que no puedas pagar tus facturas o que te te quiten el piso, etc… No interconexones lo negativo. Piensa que conseguirás un nuevo trabajo y ponte a ello, así de sencillo. De ti depende lo que pienses y nota cuál es el pensamiento que te hace bien, ya sabes que puedes elegirlo.

 

3.  Determinación.

Como tercer factor, los optimistas piensan que con su determinación, creatividad y esfuerzo, pueden hacer que las cosas mejoren y actúan para conseguirlo.
Los pesimistas piensan que ellos no pueden hacer nada para que las cosas mejoren, por lo tanto no hacen nada para conseguirlo.
Las personas optimistas tienen determinación en conseguir lo que desean, perseveran y la gente corresponde favorablemente a su entusiasmo. Esta actitud les da ventajas en el ámbito de la salud, del amor, del trabajo, del deporte, de las relaciones, en todos y en cada uno de los ámbitos de sus vidas.

 

¿Qué prefieres?

De ti depende lo que pienses y de nuevo siente cuál es el pensamiento que te hace bien, ya sabes que puedes elegirlo.

Además con nuestra actitud de gratitud en el pasado y optimismo en el futuro mejoraremos toda nuestra segregación hormonal y sin medicinas. Nuestro cuerpo nos ayuda si queremos.
Para darte cuenta de esto no es necesario que seas un experto en neurociencia, saber todo sobre las hormonas, los neurotransmisores, las células espejo, la flexibilidad neuronal, la sinapsis y su relación con la Programación Neuro Lingüística.
Sólo es necesario que lo experimentes en ti, que te procures esos pensamientos de gratitud y esos pensamientos de optimismo.

 

En grandes líneas funciona así:

Los efectos de lo que percibimos en nuestras neuronas a través de nuestros cinco sentidos son idénticos que los efectos que se producen en estas mismas células si nos lo imaginamos a través de nuestros pensamientos.
Por lo tanto, a través de nuestros pensamientos podemos cambiar nuestras conexiones interneuronales que generan emociones efectivas para conseguir alcanzar lo que queremos y todo nuestro cuerpo se pone en marcha para alcanzarlo de manera real.
Ya sólo te quedará trabajar el presente a través de tus hábitos, pero ahora tendrás una fuerza interior enorme para hacerlos eficaces.

“Es mucho más sensato ser optimista”
Benjamín Zorrilla.
buencaracter.com